Noche de Muertos

Son tantos los bellos recuerdos que tengo,
como varios los buenos momentos
que se desplazan desde el más pobre pueblo
hasta los más cotizados suburbios debajo de este hermoso cielo.

Mi pueblo mexicano,
único y soberano en tradiciones,
que han marcado más de mil sensaciones,
pero solo una hace que cada año
se habrán puertas sin importar la cruz con la que te hagas daño.

Digan lo que digan
son mis creencias,
y aunque las contradigan
esta vez, la representación de la muerte es la Catrina.

Recordar el pasado,
ver fotografías de quienes estuvieron a nuestro lado,
quienes ya no están presentes en vida
pero en nuestro corazón se han inmortalizado.

Una veladora no basta solo el día de su santo,
tampoco cada año después de su partida.
sino que también cada 1ro y 2do del 11vo mes,
aunque más especial esta vez,
lleno de flores, de sus gustos en comida y bebida,
de todo aquello que le gustaba tanto en vida.

Tradición inmortalizada.
Un camino de flores desde la puerta de la entrada
de esta casa que una vez fue su morada,
hasta donde la mesa del altar es colocada.
Comida, bebida y alguna que otra golosina,
todo lo que ellos pedían aun estando con vida,
es ahora cuando pueden ellos degustar y disfrutar
de estas delicias una vez más.

Catrina, mi amiga que hoy cena en familia
en compañía de vivos y muertos.
Catrina, quien trajo a mi lado
como cada año a mis seres amados.
Catrina, te respeto, quiero y deseo.
Catrina, porque cuando sea mi turno quiero un buen paseo
con quienes se me han adelantado.

Me burlo de ella en calaveras
en acciones la desafío y sin más, me deja ganar,
es verdad.
Calaveras inspiradas por su alma,
más ruborizada que enfada tendría que estar,
porque su inspiración en estas cuantas líneas vendrá.

Se llevo a quienes más quise,
alivio de su dolor por quienes llore
en su lecho de muerte y por quienes rece
para que su vida no se extinguiese.

Cada año sin exigirle,
a quienes nos faltan, los regresa a su casa,
para que no diga que con ellos no bailé.
Si quieres recordarlos como debe de ser,
disfruta de tu pueblo, mexicano,
que en él está la "magia" con la que harás que revivan por enésima vez,
cada año que no se te olvide poner
en tu casa una ofrenda
y en la cripta donde aún recuerdas a lágrimas,
las flores que harán despertar a tus seres más preciados,
así catrina los traerá del más allá
para que los disfrutes una noche al año,
y por siempre sentirás que están a tu lado.
Veras que ellos de ti no se han olvidado

Mexicana soy y mexicana moriré,
Me guste o no, porque esta tierra me vio nacer.

Sé muy bien que cuando yo muera,
Cada año reviviré,
Tan solo colócame una ofrenda,
Con tantas cosas que sabes bien que comeré,
El sabor de tu cocina me llevare al más allá,
Sé también que Catrina celosa estará,
Porque a ella no le querré invitar.

Tú, pueblo de México, no olvides tus tradiciones,
Olvídate de las noches donde brujas te brindan tentaciones
Olvídate de los trucos porque dulces también tienen los panteones
De dulces cubres un altar, incluso en tu hogar

A tus hijos debes enseñar
Sus raíces y la hermosa diversidad
Y sus tradiciones que vivo eternamente te mantendrán.

Si muero y ya no me festejas,
A mediados de año regresare
Y por las malas te recordare
Que aun más hermosas son las fiestas
Que tus ancestros te dejaron como legado.
Una noche al año
Suelen regresar,
Tú les recordaras el resto del año,
Pero solo una noche, solo una, es cuando catrina los liberará,
Para visitarte, porque con ellos comerás, platicaras y bailaras
Créeme: no la puedes desperdiciar.


***


Notas:

El mundo esta lleno de tradiciones interesantes y/o divertidas, no es malo adoptarlas, malo es olvidar las propias. 

Recuerda que los comentarios son alimento para quienes generamos contenido. Déjame saber tu sentir y pensar con respecto a lo publicado, tal vez tengamos algo en común.

Si gustas puedes dejarme una propina haciendo clic ¡AQUÍ! Y pasar por la ventana de los 5 segundos. Si tienes algún bloqueador de anuncios, desactívalo antes de entrar al enlace. ¡GRACIAS!

 

P.D.

No olvides mi foto. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El estrés de ser adulto

¿Por qué te marchaste?